Amplificando las Voces de los Estudiantes: Las Bibliotecas Universitaria en Apoyo del Éxito del Estudiante

Tomado de Universo Abierto ¿Quieres verlo en el sitio original? Click aquí para leer en la fuente original

 

studentsuccess

Christine Wolff-Eisenberg. “Amplifying Student Voices The Community College Libraries and Academic Support for Student Success Project”. ITHAKA S+R, 2018

Texto completo

¿Qué metas están tratando de alcanzar los estudiantes a través de su educación? ¿A qué retos se enfrentan? ¿Qué servicios podrían ayudarles a tener éxito? Las bibliotecas universitarias son socios y líderes para garantizar el éxito en sus instituciones al proporcionar una variedad de espacios, recursos y servicios importantes para sus estudiantes.

 

Estas preguntas están en el centro de un proyecto de investigación de varios años que Ithaka S+R y Northern Virginia Community College, junto con otros seis socios de colegios comunitarios y con el apoyo del Instituto de Servicios de Museos y Bibliotecas (IMLS), están llevando a cabo actualmente.

El “éxito estudiantil” puede definirse de una manera que incluya tanto las prioridades de las políticas como las propias necesidades de los estudiantes, y qué servicios pueden ofrecer las universidades y sus bibliotecas para ayudar a los estudiantes a alcanzar el éxito de la manera más efectiva.

En la primera fase de este proyecto, se realizaron entrevistas semiestructuradas con estudiantes de siete universidades asociadas: Northern Virginia Community College, Borough of Manhattan Community College, Queensborough Community College, Bronx Community College, LaGuardia Community College, Monroe Community College y Pierce College.

A través de estas  instituciones, se llegó a las siguientes conclusiones:

  • Los estudiantes tienen percepciones complejas sobre el éxito que fundamente se centran tanto en sus logros profesionales y educativos como en su desarrollo personal.
  • Enfrentarse a retos significativos relacionados con el equilibrio entre el trabajo y la formación, las finanzas, las barreras del idioma, el transporte de ida y vuelta a la universidad, y el uso de recursos y servicios en su universidad.
  • Completar sus cursos en una variedad de lugares dependiendo de sus necesidades individuales y de los recursos disponibles, pero generalmente quieren evitar distracciones y ruido mientras trabajan.
  • Tienden a depender en gran medida de sus profesores para que les proporcionen orientación sobre los recursos que pueden utilizar al completar sus tareas.

 

Publicado en Referencias y citas | Comentarios desactivados en Amplificando las Voces de los Estudiantes: Las Bibliotecas Universitaria en Apoyo del Éxito del Estudiante

Orientaciones para diseñar Materiales didáctico multimedia

Tomado de E-LIS repository: No conditions. Results ordered -Date deposited. ¿Quieres verlo en el sitio original? Click aquí para leer en la fuente original

Chunga-Chinguel, Gerardo Orientaciones para diseñar Materiales didáctico multimedia., 2015 (Unpublished) [Preprint]
Publicado en Referencias y citas | Comentarios desactivados en Orientaciones para diseñar Materiales didáctico multimedia

Orientaciones para diseñar Materiales didáctico multimedia

Tomado de E-LIS repository: No conditions. Results ordered -Date deposited. ¿Quieres verlo en el sitio original? Click aquí para leer en la fuente original

Chunga-Chinguel, Gerardo Orientaciones para diseñar Materiales didáctico multimedia., 2015 (Unpublished) [Preprint]
Publicado en Referencias y citas | Comentarios desactivados en Orientaciones para diseñar Materiales didáctico multimedia

Un café en redes sociales

Tomado de IFT ¿Quieres verlo en el sitio original? Click aquí para leer en la fuente original

Hoy en día vivimos en la inmediatez, la información viene y va, el acceso a la información es tan normal que ya no nos da tiempo de ponderar o reflexionar acerca de lo que nos muestran los muros de nuestros perfiles. También corremos el riesgo de caer en una des-información por parte de lo que se publica y la pereza... Leer más »
Publicado en Referencias y citas | Comentarios desactivados en Un café en redes sociales

Un café en redes sociales

Tomado de IFT ¿Quieres verlo en el sitio original? Click aquí para leer en la fuente original

Hoy en día vivimos en la inmediatez, la información viene y va, el acceso a la información es tan normal que ya no nos da tiempo de ponderar o reflexionar acerca de lo que nos muestran los muros de nuestros perfiles. También corremos el riesgo de caer en una des-información por parte de lo que se publica y la pereza... Leer más »
Publicado en Referencias y citas | Comentarios desactivados en Un café en redes sociales

Yo, los demás y los libros

Tomado de Universo Abierto ¿Quieres verlo en el sitio original? Click aquí para leer en la fuente original

yousuf-karsh-marguerite-yourcenar-1987-1499x1960

“Como todo el mundo, sólo tengo a mi servicio tres medios para evaluar la existencia humana: el estudio de mi mismo, que es el más difícil y peligroso, pero también el más fecundo de los métodos; la observación de los hombres; y los libros…. En cuanto a la observación de mi mismo, me obligo a ella, aunque sólo sea para llegar a un acuerdo con ese individuo con quien me veré forzado a vivir hasta el fin”…

La palabra escrita me enseñó a escuchar la voz humana, un poco como las grandes actitudes inmóviles de las estatuas me enseñaron a apreciar los gestos. En cambio, y posteriormente, la vida me aclaró los libros… Pero los escritores mienten, aun los más sinceros.. Mucho me costaría vivir en un mundo sin libros, pero la realidad no está en ellos, puesto que no cabe entera.“

Marguerite Yourcenar,”Memorias de Adriano” (1951).

Publicado en Referencias y citas | Comentarios desactivados en Yo, los demás y los libros

La transformación del espacio de la Biblioteca Pública de New York: la guerra cultural se disputa por las bibliotecas del mañana

Tomado de Universo Abierto ¿Quieres verlo en el sitio original? Click aquí para leer en la fuente original

patience-and-fortitude-lions-new-york-public-library-nypl-nyc

Budds, Diana. “The Culture War Being Fought Over Tomorrow’s Libraries. 2018

Leer completo

La biblioteca más emblemática de la ciudad de Nueva York recibirá un cambio de imagen que costará  317 millones de dólares. La firma de arquitectura holandesa Mecanoo y la firma de Nueva York y DC Beyer Blinder Belle revisarán el emblemático edificio Stephen A. Schwarzman, la obra maestra de Bellas Artes ubicada en la Quinta Avenida y la calle 42 y famosa por su amplia escalera y las estatuas de leones, para agregar 20% más espacio para exposiciones públicas, investigación y programas educativos. El proyecto, cuya finalización está programada para 2021, es emblemático de una transformación más amplia de las bibliotecas en beneficio de las personas para bien o para mal, dependiendo de a quién le pregunte.

“Durante más de un siglo, el Edificio Schwarzman ha sido un faro de acceso abierto a la información y un preservador incansable de los conocimientos del mundo”, dijo en un comunicado de prensa Tony Marx, director de la Biblioteca Pública de Nueva York. “Tenemos la responsabilidad de preservar su maravilla arquitectónica y su papel como un importante espacio cívico, al mismo tiempo que lo preparamos para el futuro, y otro siglo de mejor servicio al público. Creemos que este plan hace justamente eso “.

El plan, en su superficie, promete más acceso público, más conocimiento y más educación. ¿Una omisión flagrante? Libros. Desde 2013, las colecciones especiales de la biblioteca -las joyas de la corona de la NYPL- se han guardado en una instalación de almacenamiento especial, En su lugar están circulando libros de la cercana sucursal de Mid-Manhattan, que está experimentando su propia renovación.

La renovación del edificio Schwartzman por parte de la NYPL ha estado envuelta en controversia durante años. En 2008, la organización contrató a Foster + Partners para que elaborara un plan destinado a hacer que el lugar emblemático fuera más abierto al público y relevante en la era digital. En 2012, los arquitectos revelaron su plan de reconfigurar los interiores y añadir más espacio para la sala de lectura, lo que habría requerido el traslado de libros a un almacén de Nueva Jersey debido a las limitaciones de espacio. La idea causó indignación entre los defensores de las bibliotecas, y aunque la biblioteca le pagó a Foster 9 millones de dólares por su trabajo, en 2014 se puso a la presión y descartó el plan.

El nuevo plan -aunque todavía incompleto- es un compromiso entre los defensores de la palabra impresa y los defensores de los nuevos medios de comunicación sobre lo que debería ser una biblioteca en 2017.

La biblioteca pública es una construcción verdaderamente moderna. Antes del siglo XIX, la mayoría de las bibliotecas eran de propiedad privada o accesibles sólo a través de membresías pagadas. Pero a medida que el conocimiento público, obtenido mediante el acceso a la información a los libros, se convirtió en un cuestion importante para una sociedad democrática, las bibliotecas públicas florecieron en el siglo XIX. Las ciudades encargaron enormes edificios para albergar este conocimiento y mantenerlo seguro y accesible durante generaciones.

Ahora, con la llegada de la era digital  las bibliotecas están evolucionando. A medida que más información se vuelve accesible digitalmente, un repositorio físico de libros es algo obsoleto para muchos usuarios. Una estantería  tras otra de libros no es tan atractiva como una exposición interpretativa o una experiencia multimedia. Las bibliotecas siguen ofreciendo un servicio público y un espacio crítico, y están evolucionando para convertirse en las salas de estar de algunas ciudades.

La Biblioteca Pública de Kansas fue renovada para incluir salas de juego para adolescentes y una cafetería, los visitantes se incrementaron un 55%. Pero si bien las bibliotecas deben evolucionar con las necesidades cambiantes de la sociedad, ¿Cuál es su misión principal?

Un ejemplo destacado de este cambio se puede encontrar en la ciudad portuaria china de Tianin. Su nueva biblioteca, diseñada por MVRDV, se ha vuelto viral en Internet por sus interiores impresionantes, que parecen estanterías en cascada. Lástima que la mitad de los libros sean falsos. “El apretado calendario de construcción [sólo tres años desde el boceto hasta el día de la inauguración] obligó a abandonar una parte esencial del concepto: el acceso a las estanterías superiores desde las habitaciones situadas detrás del atrio”, dijo el estudio de arquitectura. Además, la sala principal no está diseñada para el almacenamiento de libros, según un informe de Mashable. La biblioteca es parte de un plan maestro más grande para estimular el crecimiento en el área y atraer a la gente. Y aunque tiene libros, salas de lectura y laboratorios de computación, es más bien una atracción turistico-cultural y una sesión de fotos obligada. ¿Acaso importa si la gente viene al espacio de la biblioteca a sacar una foto, si ésta los hace entrar y se relacionan entre sí, y es posible que encuentren un libro que normalmente no habrian ido a buscar?

La renovación-, es precisamente eso, un símbolo del libre acceso a la cultura y a la información. Los verdaderos agentes de información, ya sean impresos o digitales, están en los vecindarios; sin embargo, sólo el 7% de las bibliotecas de N.Y.C. están abiertas los siete días de la semana. Independientemente de si usted está de acuerdo con su enfoque de diseño, al invertir desproporcionadamente en sólo dos lugares, la NYPL amplifica la inequidad en lugar de reducirla. Claro, la mayor parte del dinero para las renovaciones proviene de fuentes filantrópicas y es posible que la ciudad no tenga mucho que decir sobre dónde terminan esos dólares, pero tal vez podría ser más persuasivo sobre otras maneras de invertir esas donaciones. Como recordatorio, Andrew Carnegie fue capaz de construir más de 2.500 bibliotecas. Hoy en día las bibliotecas son a la vez destinos turísticos, lugares para leer, lugares para reunirse y socializar, lugares para estudiar y lugares para aprender. También siguen siendo un espejo de nuestra cultura. Reflejan no sólo la forma en que consumimos información (y arquitectura) a través de nuestros teléfonos hoy en día, sino también las fuerzas de esa desigualdad. Mañana, ¿existirán las bibliotecas como puerta de entrada al enriquecimiento público, o se reducirán todas ellas a los derechos de denominación y a los hashtags de Instagram?

Publicado en Referencias y citas | Comentarios desactivados en La transformación del espacio de la Biblioteca Pública de New York: la guerra cultural se disputa por las bibliotecas del mañana

7 cosas que debes saber sobre recursos educativos abiertos

Tomado de Universo Abierto ¿Quieres verlo en el sitio original? Click aquí para leer en la fuente original

 

oer_graphic_revised

7 Things You Should Know About Open Educational Resources. EDUCASE, 2018

Texto completo

Los recursos educativos abiertos (Open educational resources, OER) son cualquier recurso disponible a bajo costo o sin costo alguno que puede ser utilizado para la enseñanza, el aprendizaje o la investigación.

El término puede incluir libros de texto, lecturas del curso y otros contenidos de aprendizaje; simulaciones, juegos y otras aplicaciones; programas de estudio, cuestionarios y herramientas de evaluación; y prácticamente cualquier otro material educativo. Los recursos abiertos se emiten bajo una licencia que especifica cómo se pueden utilizar: Algunos sólo pueden ser utilizados en su forma original; en otros casos, los recursos pueden ser modificados, remezclados y redistribuidos.

Las OER amplían el acceso a los recursos educativos a un mayor número de alumnos, la mayor parte del tiempo, y tienen el potencial de estimular la innovación pedagógica, introduciendo nuevas alternativas para una enseñanza eficaz.

Publicado en Referencias y citas | Etiquetado , | Comentarios desactivados en 7 cosas que debes saber sobre recursos educativos abiertos

Europe PMC indexa preprints desde julio de 2018

Tomado de Universo Abierto ¿Quieres verlo en el sitio original? Click aquí para leer en la fuente original

europepmc

Europe PMC

https://europepmc.org

 

Europe PMC es un repositorio que proporciona acceso a artículos, libros, patentes y guías clínicas de ciencias de la vida en todo el mundo. Europe PMC proporciona enlaces a registros relevantes en bases de datos como Uniprot, European Nucleotide Archive (ENA), Protein Data Bank Europe (PDBE) y BioStudies.

Además, desde julio de 2018, Europe PMC incluye resúmenes de preprints que tienen un DOI y se pueden recuperar a través de los servicios de metadatos Crossref. Esto significa que aproximadamente 37,000 preprints serán inmediatamente detectables en  PMC Europe;  aproximadamente  alrededor de 2000 preprints por mes. Según Jordan Anaya de PrePubMed se depositaron más de 2300 nuevos preprints de ciencias de la vida impulsadas por el uso de bioRxiv

Al restringir las búsquedas por Crossref y DOI, se establece in filto que asegura un cierto nivel de calidad. Restringiendo la recogida a los servidores de los repositorios bioRxiv, Preprints PeerJ, ChemRxiv, F1000Res y las plataformas de Open Research con F1000: Open de Gates, Open Res de Wellcome, Open Res de HRB, Open Res de AAS y MNI Open Res.

Para distinguir las preimpresiones de los artículos revisados ​​por pares en Europa PMC, cada documento no revisado por pares recibe una ID con las siglas PPR, y está claramente etiquetado como pregunto.

Incluir los preprints en Europa PMC hará que todas las manifestaciones de la ciencia  sean más fácilmente detectables, y respaldará su inclusión en los flujos de trabajo a documentos tales como informes de subvenciones, citaciones y créditos y atribucion. Aunque, si bien el uso de preprints ha sido particularmente popular en biología computacional y genómica, muchos investigadores aún tienen dudas sobre los beneficios a largo plazo de estos documentos no revisados por pares

Publicado en Referencias y citas | Comentarios desactivados en Europe PMC indexa preprints desde julio de 2018

Ser bibliotecaria en la época victoriana se considera peligroso

Tomado de Universo Abierto ¿Quieres verlo en el sitio original? Click aquí para leer en la fuente original

librarian_profession_1050x700

Foto Agnes C. Hall consulta un catálogo de tarjetas en la Biblioteca Pública de Boston

En un articulo de JStor, Daily, Livia Gershon profundiza en la época en que ser bibliotecaria era considerado demasiado peligroso para las mujeres

Ver original

A fines del siglo XIX, la mayor parte de los bibliotecarios eran mujeres. Expertos como Melvil Dewey predijeron que sufrirían problemas de salud, tensión y otras enfermedades.

A medida que la nación se urbanizaba en la segunda mitad del siglo, McReynolds escribe, “los hombres de clase alta y media optaron cada vez más por el trabajo comercial. Sus esposas, mientras tanto, permanecían en suz hogares que se estaban convirtiendo en lugares de consumo en lugar de ser lugares de producción. Los bienes confeccionados, y los sirvientes, convirtieron la ociosidad femenina en un símbolo de estatus. “Irónicamente, mientras que a un hombre se le juzgaba positivamente por su arduo trabajo, conseguía más estatus de acuerdo con el tiempo libre que disfrutaban sus mujeres”, escribe McReynolds.

En este contexto, incluso la incapacidad física para trabajar, debido a trastornos nerviosos o trastornos femeninos, se consideraba algo glamoroso. Como dice McReynolds: “Nervios se convirtió en sinónimo de la mujer mimada y la imagen popular de ella se convirtió en la de la belleza exhausta postrada en su diván”.

Pero incluso entre las clases privilegiadas, no todas las mujeres tenían la opción de permanecer ociosas. En 1860, los cambios demográficos habían creado un grave desequilibrio entre los géneros en la población del noreste, especialmente en las zonas urbanas. Eso significaba que algunas mujeres no se casaban, y muchas de ese grupo no tenían dinero familiar para toda la vida.

Para muchas mujeres en esta situación, convertirse en bibliotecaria parecía una opción obvia. Los administradores de las bibliotecas estaban entusiasmados con la mano de obra barata y educada que podían encontrar entre los graduados de las universidades de mujeres, y era una forma de empleo remunerado similar a la de una dama que implicaba poco esfuerzo físico. Sin embargo, para muchos victorianos, todavía parecía ser demasiado para las mujeres delicadas. A medida que las mujeres ingresaban cada vez más en la profesión en 1886, Mevil Dewey, creador del sistema decimal de Dewey, predijo que las bibliotecarias tendrían problemas para hacer el trabajo debido a la mala salud.

Varias bibliotecarias sufrieron serios problemas y solicitaron largos permisos para recuperarse. En 1900, la Asociación de Bibliotecas Públicas de Brooklyn propuso “construir una casa de reposo junto al mar para aquellas que enfermaron en el servicio de biblioteca”, escribe McReynolds. Un orador en la conferencia de 1910 de la American Library Association afirmó que conocía a cincuenta bibliotecarias que habían quedado incapacitados por el trabajo, incluyendo algunos que murieron antes de tiempo.

No deberíamos llegar a la conclusión de que estas enfermedades no fueron “reales”, escribe McReynolds. Algunos historiadores sociales creen que las mujeres victorianas reaccionaron físicamente a sus roles sociales estrechamente definidos de maneras que se manifestaron como colapsos físicos y emocionales

McReynolds señala que los trastornos nerviosos nunca afectaron más que a una pequeña minoría de bibliotecarias. La creencia de que las largas horas o la excesiva estimulación intelectual podrían enfermar a las mujeres, presumiblemente llevó a algunas mujeres a evitar buscar responsabilidades adicionales. En otros casos, los supervisores -tanto hombres como mujeres- los retuvieron por el bien de su salud. Para la década de 1920, los trastornos nerviosos estaban disminuyendo a medida que los psiquiatras desarrollaban diagnósticos más específicos. Mientras tanto, los peligros del trabajo bibliotecario desaparecieron del debate público a medida que un número cada vez mayor de mujeres de clase media demostraban su competencia.

Publicado en Referencias y citas | Comentarios desactivados en Ser bibliotecaria en la época victoriana se considera peligroso