¿Por qué es importante la organización de la información en las bibliotecas?

La organización de la información, o bien, lo que muchos profesionales en bibliotecología y ciencia de la información conocen como análisis de información, catalogación o clasificación, etc. es el proceso que estructura nuestra profesión y le da vida a una biblioteca, ya que por medio de las actividades profesionales que constituyen el proceso de organizar la información como son la descripción bibliográfica, la asignación temática y la clasificación el usuario puede identificar, seleccionar, evaluar y localizar información en ese ecosistema de información llamado biblioteca.

El proceso de organizar la información es tan importante como lo son los servicios que ofrece una biblioteca. ¿Por qué es importante? Principalmente por dos razones: la primera, a partir de la publicación de los Requisitos Funcionales de los Registros Bibliográficos (FRBR) se estructura el modelo, así como los conceptos y relaciones que permean toda la estructura de la biblioteca, pues, algunas concepciones evolucionaron o cambiaron completamente la visión de otros procesos que están relacionados con la organización de la información. A partir de este documento se elaboraron las Reglas de Descripción y Acceso (RDA). La segunda, está relacionada con la historia de la biblioteca y por ende del objeto libro en sus múltiples presentaciones y formatos, que a su vez origina la profesión de bibliotecología. En otras palabras, la creación de la bibliotecología como una profesión responde a una necesidad social de organizar el caos, de darle orden al conocimiento para salvaguardarlo.

Es por eso que en estos años de cambios y donde los profesionales en bibliotecología parecen olvidar su historia y perder el horizonte, es importante mirar hacia al pasado para recordar que nuestro objetivo es organizar el conocimiento, difundirlo y hacerlo accesible al usuario. Por eso es imprescindible resaltar que RDA está centrado en el usuario, con el fin de posibilitarle hacer una seria de tareas que le ayuden a desarrollar investigaciones con distintos propósitos.

Los bibliotecólogos que se dedican a desarrollar una labor profesional al interior de las secciones de procesos técnicos, o bien, mal llamadas de análisis de la información, se convierten en el eje central de cualquier unidad de información. Lamentablemente en Colombia por la falta de una estructura teórica sólida estas actividades profesionales se han minimizado hasta el punto que muchas bibliotecas les han restado importancia a las mismas. Sin embargo, los cambios que se están produciendo en este campo no son menores y en poco tiempo se dejará de usar el MARC para utilizar la estructura que plantea el BIBFRAME, así como cada vez más el uso de las indicaciones contenidas en RDA son más difíciles de aplicar e interpretar, además requieren de un análisis más profundo para establecer las relaciones entre Obra, Manifestación, Expresión e Ítem. Asimismo, las relaciones que se podrán construir serán más complejas para posibilitar que el usuario pueda tener una mirada de ese pequeño conjunto que forma parte de ese gran universo bibliográfico.

En suma, la organización del conocimiento es un campo cuasi desconocido en Colombia y que requiere con urgencia de nuestra atención para desarrollarlo y difundirlo en nuestro país.

 

Cristina Restrepo-Arango
Doctora en Bibliotecología y Estudios de la Información
https://javeriana.academia.edu/CristinaRestrepoArango

 

 

This entry was posted in Opinión. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *