Tríptico para temer al Gran Hermano. El primero. George Orwell. 1984

Lecturas para temer al Gran Hermano (1949, 2013 y 2015)

Lecturas para temer al Gran Hermano (1949, 2013 y 2015)

Las civilizaciones antiguas decían estar basadas en el amor o en la justicia. La nuestra de funda en el odio.

 “La obediencia no es suficiente. Si no sufre (…) el poder se basa en infringir dolor y humillación. El poder consiste en hacer pedazos el espíritu humano y darle la forma que elijamos (…) En nuestro mundo, el progreso será un progreso hacia el dolor. Las civilizaciones antiguas decían estar basadas en el amor o en la justicia. La nuestra de funda en el odio. En nuestro mundo no habrá más emociones que el miedo, la rabia, el triunfo y la degradación. Destruiremos todo lo demás…todo” (Orwell, 1949, p. 282).

Corre el año de 1984. Winston, el protagonista de este clásico literario, trabaja en el Departamento de Archivos del Ministerio de la Verdad. Dicho ministerio, junto con el Ministerio del Amor, de la Paz y de la Abundancia representan a El Partido, el régimen que controla al 20 % de la población de Oceanía, una vasta región resultado de múltiples guerras entre países.

Winston hace parte de ese 20%, liderado por el Hermano Mayor, cuyo rostro aparece siempre con ojos vigilantes en carteles, afiches, noticias y diarios. Aunque Winston, un hombre ya maduro, vive “aparentemente” de acuerdo a las normas impuestas por El Partido, guarda la esperanza de que algún día, una rebelión sin precedentes acabe con él.

La tarea de Winston no es precisamente asegurar la integridad de los documentos que llegan a sus manos en el Departamento de Archivos. Su labor es la de eliminar y modificar información histórica de acuerdo a los intereses del Partido y eliminar cualquier evidencia. Las personas son entonces manipuladas a través de los medios como los periódicos y las noticias que emiten las “Telepantallas”, dispuestas en todo lugar, no solo para informar sino para vigilar cualquier indicio sublevación.

El partido no solo controla la información que emiten los medios, sino que está presente en todos los aspectos de la vida de sus colaboradores. La mayoría de adultos mayores que vivían en la época de instauración del Partido fueron “vaporizados” y todo registro de su existencia eliminado. Igual sucede con las personas que no son fieles al Partido. Los niños son entrenados desde muy temprana edad para identificar cuándo alguien tiene conductas sospechosas y delatan especialmente a sus padres. Una palabra, una expresión o gesto que denote sospecha es una grave ofensa al Partido y seguro serás vaporizado.

Una nueva lengua es impuesta. Su función, en palabras literales de sus creadores es la de: “reducir el alcance del pensamiento” y “podar el idioma”. Al destruir verbos y palabras, se pueden eliminar los crímenes del Pensamiento. Quien comete un crimen de Pensamiento, es decir un Crimental, es sometido por la Policía del Pensamiento.

La Nuevalengua busca reducir el vocabulario día a día.. “…cada año habrá menos palabras y el rango de la conciencia será más pequeño (…) toda la literatura del pasado habrá sido destruida. Chaucer, Shakespeare, Milton, Byron…existirán únicamente en versiones de nuevalengua, no solo convertidas en algo diferente sino transformadas en algo opuesto en lo que eran antes (…) el pensamiento será totalmente distinto. De hecho, no existirá pensamiento tal como lo entendemos hoy. La ortodoxia equivale a no pensar, a no tener la necesidad de pensar. La ortodoxia es la inconsciencia”. Winston , escucha esas palabras de Syme, un hombre que trabaja en el Diccionario de la Nuevalengua. Cae en cuenta de lo inteligente que es y piensa que a El Partido no le gusta la geste así. Lo vaporizará en cualquier momento. Efectivamente Syme desaparece unas semanas después. Nadie nota su ausencia y nadie lo recordará.

Frente a las relaciones sentimentales, el Partido es quien aprueba los matrimonios entre sus miembros. Si una pareja demuestra tener química entre sí, su unión no es aprobada. El sexo no debe ser motivo de placer sino una obligación para la procreación de más miembros del Partido: “El instinto sexual será erradicado (…) Aboliremos el orgasmo (…) No habrá otra lealtad que la profesada al Partido”.

Winston aún siente curiosidad por todo lo que el Partido le ha vetado. Ha conocido a Julia, una chica atrevida y rebelde que demuestra ser ante El Partido una fiel seguidora pero que lo lleva a disfrutar de los placeres que el Partido les ha negado. Es ahora, un determinado enemigo del Partido y teme caer en manos del Ministerio del Amor, es decir del ministerio del dolor y las torturas.

¿Logrará Winston escapar del Gran Hermano? ¿Podrán Winston y Julia engañar al partido y revelarse ante Él?

Descubre el destino de Winston y Julia en:

Bibliotecas

Biblored. Tunal, Usaquén, Virgilio Barco

No. Top. A-N ORWG

LAA. 823.91 O79m2

Biblioteca General. Pontificia Universidad Javeriana. 823 O78GE1

Google play

https://play.google.com/store/books/details/George_Orwell_1984?id=kotPYEqx7kMC&hl=en (En inglés). $25.000

Librerías

Librería Nacional $32.000

Panamericana $29000  $ 32.000 (Agotado)

This entry was posted in Opinión and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *