Introducción a los Niveles Integrativos de Clasificación

En este texto exploro los Niveles Integrativos de Clasificación, como alternativa a los sistemas de organización del conocimiento con enfoque disciplinar, como Dewey, de uso masivo en las bibliotecas y algunos centros de documentación en Colombia.

Este texto se deriva de un trabajo de clase Organización del Conocimiento en sistemas de información documental, de la Maestría en Archivística Histórica y Memoria. Fue presentado junto con  Jairo Bedoya, Luis Efraín Castro, Paola Lenis y William Escobar.

¿Cómo organizamos el conocimiento?

En el medio académico y profesional, tradicionalmente estamos orientados al aprendizaje del Sistema de Clasificación Decimal Dewey, elaborado por el bibliotecario norteamericano Melvin Dewey, presentado formalmente en 1876. Aunque existen otros sistemas de clasificación similares, abordaré el sistema de clasificación Dewey por el acercamiento que tuve a él durante mi formación profesional y por considerarlo común entre las personas que accedan a este texto.

El sistema bien lo conocemos, y desde que se publicó ha sido modificado y adaptado a lo largo del tiempo. Su última edición, la número 23, fue publicada en 2012. Sin embargo, a lo largo del tiempo, mantiene la misma estructura que le ha dado la solidez para asignar a las publicaciones que contienen el conocimiento humano un número de clasificación según los temas de discusión de cada materia. Es así como se agrupan 10 grandes categorías, que a su vez se subdividen en 10 categorías en un orden jerárquico que ahonda en un tema, dentro de un área específica del conocimiento.

Estas categorías reparten en 10 grupos los documentos correspondientes con sus áreas temáticas, o disciplinas, lo cual facilita la organización física de los documentos en una unidad de información tradicional. Un ejemplo de esta distribución la podemos encontrar fácilmente en las grandes bibliotecas universitarias, en donde pueden asignar una categoría por piso, de este modo podríamos encontrar, entonces, en el piso 3 los documentos que traten sobre las ciencias sociales. Fácil y práctico para quienes no están muy relacionados con los sistemas de organización de conocimiento.

Parece sencillo, pero algunos cuestionamientos a sistemas de clasificación con enfoques disciplinares pueden acarrear problemas de distinto tipo, y grado de complejidad; desde una mala asignación de un documento por desconocimiento sobre el tema: un ejemplo hipotético podría ser la clasificación de un libro con un título como «El queso y los gusanos» dentro de la disciplina de Literatura (800) y no de la Historia (900); también se me ocurre «El Banquete» de Platón en Filosofía (100) por tratarse del autor o, en un caso desafortunado, en una subcategoría de Tecnología, la 641  sobre comidas y bebidas.

Por otra parte podríamos tratar problemas más complejos, por ejemplo ¿qué pasa cuando empezamos a hablar de la transdisciplinariedad de las ciencias? ¿Cómo un sistema de clasificación de enfoque disciplinar podría responder a la necesidad de describir obras que contengan conocimiento del hombre desde un enfoque transdisciplinar?

Los Niveles Integrativos de Clasificación

Los Niveles integrativos (Integrative Levels of Clasification-ILC) fueron planteados por Majela Guzman, Claudio Gnoli y Roberto Poli, pensando en una alternativa a los enfoques disciplinares, con el fin de responder a las preguntas planteadas anteriormente sobre cómo abordar la descripción del conocimiento desde un enfoque transdisciplinar en las ciencias.

Este sistema de clasificación es de corte ontológico, por lo tanto busca definir el lenguaje de los sistemas de clasificación del conocimiento en fenómenos de tipo material, mental y social; y las teorías y métodos que los estudian. El fenómeno, como estructura de la realidad, tiene un origen que puede ser dividido en estratos y capas, teniendo en cuenta los tres niveles mencionados anteriormente. Por otra parte, epistemológicamente se considera la interrelación  entre teoría y método, y los fenómenos estudiados.  los ILC tienen como objetivo avanzar en la interconexión y unidad del conocimiento y, por otra parte, abordar la clasificación del conocimiento como objetos de investigación de las personas que emplean el conocimiento, y no como disciplinas o fenómenos aislados.

¿En qué consisten los ILC?

El sistema ILC , como se mencionó anteriormente, no pretende una organización por disciplinas, sino por fenómenos del mundo real. Para lograr esta organización se vale de Clases y Facetas, ordenadas en niveles integrativos.

Las Clases representan la profundidad lógica del los fenómenos, en ellas podemos encontrar los fenómenos simples: como el «espaciotiempo», los «átomos» y las «moléculas», de menor profundidad lógica. Estos fenómenos se representan por letras minúsculas menores, por ejemplo el átomo pertenece a la clase principal «e». Por otra parte los fenómenos complejos o integrados, de mayor profundidad lógica: como el «conocimiento», el «arte» y la «religión», se representan por las letras minúsculas mayores. Por ejemplo el «conocimiento» está representado por la letra «y».  En la siguiente tabla se representan las clases principales

Clases principales

a formas h objetos celestiales o instintos v tecnologías
b espaciotiempo i agua p consciencia w artefactos
c energía j tierra q signos x arte
d partículas k genes r lenguaje y conocimiento
e átomos l bacterias s sociedad civil z religión
f moléculas m organismos t gobiernos
g cuerpos n poblaciones u economías

Sin embargo, las relaciones específicas entre fenómenos de la realidad son señaladas por las Facetas y las clases especiales:

Facetas de categoría   Clases especiales (deícticos)
0 bajo perspectiva, modalidad A este
1 en un tiempo, en secuencia B de los primeros
2 en ubicación, contexto C de los segundos
3 a través de proceso, cambio, transformación D-T (etc.)
4 hecho de material, constituyente U el típico
5 con órganos, partes V abarcando hasta
6 de origen, fuente W junto con
7 a destinación, función X algo
8 teniendo como patrón, acerca de un tema Y este llamado
9 de clase/tipo Z el mencionado

Las tablas se elaboraron a partir del esquema propuesto por la International Society for Knowledge Organization, primera edición de los niveles integrados de clasificación, clases principales. Traducida por Jairo Bayona.

La descripción del fenómeno específicos se hace a partir de un contexto, por este motivo se emplean las clases especiales. Para ejemplificar la descripción por ILC, me remito a dos casos expuestos por uno de mis compañeros de maestría, con quien desarrolle este tema. El primer ejemplo pretende aplicar el sistema sobre el concepto de «dios» como un fenómeno general dentro del dominio de la religión, para lo cual procedemos de la siguiente manera:

z             religión

z8           religión acerca de un tema particular

z8U        concepto «típico» de «dios» en el ámbito general de la «religión

El segundo caso, más concreto, se refiere a la descripción de la música de autor, y lo podríamos desarrollar de la siguiente manera:

x                               Arte

xm                           Música

xm6ArroyoJoe       Música de Joe Arroyo

En otros casos podemos obtener un mismo fenómeno abordado desde distintas perspectivas, en donde se presentan clases ampliadas, como por ejemplo en el siguiente fenómeno: Sociedad civil.

Por supuesto estos ejemplos son generales. La descripción detallada sobre cómo funciona este sistema de clasificación puede encontrarse en el sitio web de la International Society for Knowledge Classification (ISKO), entidad que lo ha venido trabajando desde 1989.

Casos de aplicación

En el sitio web de ISKO se pueden encontrar las referencias a proyectos en donde se está probando este sistema de clasificación. Algunos de estos sitios son:

Conclusiones

Es importante señalar y reiterar que el Sistema de Clasificación Dewey, se utilizó como un ejemplo prácticos para presentar el  tema de los Niveles Integrativos de Clasificación. No obstante, sean cual sean los sistemas de clasificación expuestos, se debe retomar la pregunta ¿cómo organzamos el conocimiento?

Haciendo una reflexión sobre el sistema Dewey, como un ejemplo de la descripción disciplinar, tomó relevancia para mí el hecho de que el sistema de clasificación que estamos utilizando pertenece al siglo XIX. Si ponemos esta idea en contexto, es propio de ese siglo la fragmentación del conocimiento, es un problema moderno relacionado con el método científico imperante. Este tema no lo voy a desarrollar más en esta ocasión aunque sí es importante para entender y responder la pregunta.

Por lo tanto, resolver el problema de cómo organizamos el conocimiento implica entender la forma en cómo estamos produciendo conocimiento actualmente, cómo estamos pensando el conocimiento. El problema, finalmente, no es el sistema de clasificación que utilicemos, el problema es que el conocimiento no se está produciendo de manera fragmentada. Es decir igual que en siglo XIX.

El sistema de clasificación, sea cual sea, es un síntoma y por lo tanto no puede resolverse sin entender otros problemas que están relacionados a éste.

Finalmente, podríamos entender que ILC responde a las dinámicas de producción del conocimiento en la actualidad, y como este proyecto seguramente existen más. No obstante es inevitable pensar en cómo desde la academia se están trabajando estos temas y el interés que los estudiantes y los profesionales tengan sobre el mismo. A fin de cuentas, como en nuestro acaso, solo hizo falta una referencia para investigar un poco más y hallar a la ISKO y este proyecto. Y si nosotros somos quienes manejamos la información ¿qué nos hace falta para investigar más sobre los temas que nos afectan directamente en nuestro campo profesional?

Acerca de Leonardo Ramírez Ordóñez

Soy profesional en Ciencia de la Información – Bibliotecólogo y estudiante de la Maestría en Archivistica Histórica y Memoria de la Pontificia Universidad Javeriana, Bogotá. Me interesan los temas relacionados con procomún, los laboratorios de iniciativas ciudadanas y cómo llevar prácticas y contenidos del entorno digital a espacios físicos.
Esta entrada fue publicada en Investigación y promoción del conocimiento, Sobre la red y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *