Las bibliotecas y los planes nacionales de desarrollo

(Texto original en inglés, traducción por Jaime Ríos Ortega)

Las bibliotecas contribuyen de manera importante al desarrollo. Adoptemos medidas pronto, de modo que las bibliotecas estén preparadas para apoyar la implementación de la nueva agenda de desarrollo, el próximo 1 de enero; al igual que los gobiernos vayan en busca de la participación del sector bibliotecario.

De igual modo que en los Objetivos de Desarrollo del Milenio (MDG – Millennium Development Goals), se espera que los gobiernos desarrollen sus propios planes nacionales en respuesta a los objetivos post 2015, en los cuales enfaticen o desestimen diversos objetivos acordes a su propia situación.

Actúemos de inmediato

  • Indaguen si cada uno de sus países ya han comenzado a trabajar en sus respectivos planes nacionales de desarrollo.
  • Averigüen qué instancias de gobierno o Ministerios de Estado son los responsables de los planes.
  • Organicen reuniones y participen en las consultas públicas y abiertas sobre los planes.

Tomemos en cuenta

  • Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (SDG – Sustainable Development Goals) y la postura de la IFLA acerca del acceso a la información y el papel de las bibliotecas.

Ayudemos a implementar los objetivos post 2015, a partir del 1º de enero de 2016 

  • Diseñen su estrategia nacional bibliotecaria para el acceso a la información, a partir del 1º de enero de 2016.
  • Analicen la manera en que el acceso a la información es un tema transversal que pueda ayudar a conseguir cada uno de los SDG.

¿Por qué son tan importantes los planes nacionales de desarrollo?

Las agendas nacionales de desarrollo darán la pauta al gasto gubernamental y a las prioridades de cada programa. Estos planes pueden tener en cuenta temas como el desarrollo nacional, la banda ancha, la inclusión digital y programas de desarrollo social, entre otros. Al comprobar el aporte que las bibliotecas dan a todo el marco de objetivos mediante campañas y reuniones con los responsables políticos, las bibliotecas se hallarán en la mejor posición para aliarse con los gobiernos durante la implementación de estrategias y programas nacionales que beneficien a los usuarios de las bibliotecas.

¿Por qué es necesario que se incluya a las bibliotecas en los planes nacionales de desarrollo

Un pilar fundamental del desarrollo sostenible es el crecimiento en el acceso a la información y el conocimiento, respaldado por la alfabetización universal, tal como se refleja en la meta 16.10 de los objetivos del desarrollo sostenible:

16.10 “Garantizar el acceso público a la información y proteger las libertades fundamentales, de acuerdo con las legislaciones nacionales y los tratados internacionales.”

El acceso a la información es un asunto transversal y puede ayudar a todos los objetivos del desarrollo sostenible. La IFLA cree que el desarrollo y el mejoramiento de las condiciones de vida de las personas se apoya en un creciente acceso a la información y el conocimiento para toda la sociedad, aunado a la disponibilidad de las TIC. La Declaración de Lyon sobre el Acceso a la Información y el Desarrollo demuestra que las bibliotecas, los intermediarios de la información y las organizaciones del desarrollo estamos unidos para la incorporación del acceso a la información en el marco de desarrollo post 2015. Lo ratificamos las 500 organizaciones que hemos firmado la declaración.

Las bibliotecas apoyan firmemente los objetivos más amplios del desarrollo, en relación con el acceso a la información. Se tratan de las instituciones en la sociedad que ayudan a las personas a ejercer su derecho a la información, así como a salvaguardar y proporcionar acceso al Patrimonio Cultural. Resulta esencial el establecimiento de bibliotecas en el cambiante entorno cultural y de la información, las cuales sean partes decisivas que permitan el acceso a la información, la educación, la investigación y la participación social.

¿Qué ocurriría en caso de no incluirse a las bibliotecas en los planes nacionales de desarrollo

Si las bibliotecas ni el acceso a la información no fuesen incluidos, esto implicaría más que una oportunidad desperdiciada. Los gobiernos podrían ignorar a las bibliotecas y otorgar financiamiento a otras instituciones que faciliten acceso público, desarrollen habilidades o proporcionen información, además de no reconocer la necesidad de contar con acceso público para todos.

¿Cuáles serían algunos ejemplos?

Botswana Library Association [En español: La Asociación de Bibliotecarios de Botsuana, N. del T.] ha diseñado una estrategia para identificar la forma en que las bibliotecas contribuyen al plan Botswana Vision 2016 al manejar directamente uno de los ejes de An Educated and Informed Nation [En español: Nación Educada e Informada, N. del T.] en el cual recopilan, organizan y diseminan toda la información que la sociedad pueda acceder y usar para informarse sobre diversos temas por sí mismos.

Sin embargo, el alcance de Botswana Vision 2016 va más allá del simple hecho de informar e instruir, su consecución sobrepasa todos los ejes mediante el empoderamiento de las comunidades a través de la información y la habilidad necesaria para acceder a ésta por su propia cuenta.

Actualmente, la Zimbabwe Library Association [En español: La Asociación de Bibliotecarios de Zimbabue, N. del T.] aspira a encauzar a las bibliotecas para que participen en el desarrollo nacional a través del plan Zim Asset (Zimbabwe Agenda for Sustainable Socio-Economic Transformation).

En los Estados Unidos, el Plan Nacional de Banda Ancha reconoce el papel de las bibliotecas y otras organizaciones comunitarias al capacitar en el uso y dar acceso a Internet de alta velocidad.

En Moldavia, las bibliotecas han contribuido a los planes de acción de la Alianza para el Gobierno Abierto (OGP – Open Government Partnership), una plataforma entre el gobierno, la sociedad civil y el sector empresarial que impulsa compromisos para el gobierno abierto y la rendición de cuentas. Los bibliotecarios asisten a reuniones organizadas por grupos de la sociedad civil y ayudan a desarrollar el plan nacional de su país, al igual que incorporar el papel de sus bibliotecas como promotoras del acceso a la información.

Mantengamos informada a la IFLA sobre nuestros resultados

Sus comentarios y opiniones contribuyen a ayudarles. Por favor, tengan a bien contactar en inglés a Fiona Bradley o Stuart Hamilton, en el caso de que ustedes:

  • Organicen una reunión con los responsables políticos.
  • Sepan que en sus países están trabajando el plan nacional de desarrollo.
  • Necesiten información adicional con respecto a los antecedentes sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la Declaración de Lyon, entre otros ejemplos a citar durante sus reuniones.

CC0 1.0 En la medida en que lo permita la ley, Red de Egresados en Ciencia de la Información ha renunciado a todo derecho de autor y derechos conexos sobre Las bibliotecas y los planes nacionales de desarrollo.

Acerca de David Ramírez-Ordóñez

¡Hola! Soy David. Bloguero y profesor. Profesional en ciencia de la información interesado en libertad de acceso a la información y libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *